¿Conocéis la historía de las brujas de Salem?

800px-martha_corey-longfellow1

(Recomendado a partir de 10 años)

Si habéis leído nuestro cuento (Veo brujas por la ventana) tenéis que leer este artículo y así entenderéis mucho mejor el miedo que las protagonistas de la historia mostraban ante la posibilidad de ser descubiertas.

Imaginad que entráis en una habitación que está completamente a oscuras, la madera del suelo cruje como si alguien caminase sobre él y se aproximara a vosotros. De repente, alguien os toca por detrás sin previo aviso. Seguro que en esa situación os habríais asustado muchísimo, lo cual no habría sucedido si os hubiesen tocado por detrás mientras estáis tranquilos charlando con los amigos.

Ahora pensad en los rumores y cómo pueden afectar a otras personas si dichos comentarios son hechos con maldad y con el propósito de dañar al prójimo.

Unid estos dos ingredientes: escenario tétrico + rumores dañinos y obtendréis los juicios de las Brujas de Salem.

En 1692, hace más de trescientos años, un grupo de colonos ingleses, conservadores y extremadamente religiosos, fundaron el pueblo de Salem en el estado de Massachusetts.

Los colonos impusieron a la comunidad la religión católica y permitieron a la iglesia que juzgase y sentenciase a todas las personas que no fuesen como ellos, es decir, que encarcelarían o incluso matarían a todos los que no siguieran sus creencias religiosas.

A estas creencias tan extremas, se les sumó un escenario mucho más tétrico que nuestra oscura habitación. El miedo a ser atacados por tribus que vivían en el bosque que los rodeaba, los días oscuros y terriblemente fríos, una fuerte epidemia de viruela, las supersticiones religiosas, etc., generaron una gran desconfianza entre los vecinos, entre los amigos e incluso entre los miembros de una misma familia.

Fue entonces cuando comenzaron los rumores y las declaraciones de algunas niñas que acusaron a personas inocentes de brujería, para salvarse a ellas mismas.

En Salem, algunos jóvenes comenzaron a enfermar sin explicación alguna. En aquella época no tenían los avances médicos de los que disponemos hoy en día, por lo que no podían saber cuál era la causa de que sus jóvenes enfermaran.

Al no encontrar motivo alguno, concluyeron que debía ser cosa de brujería y comenzaron a buscar a las brujas culpables de hechizar a los jóvenes enfermos.

salemwitchhouseLas hijas y la sobrina del reverendo Samuel Parris fueron las primeras en sufrir los efectos de la enfermedad. Para evitar ser encarceladas por brujería (supersticiones infundadas de la época) comenzaron a acusar a otras mujeres de haberles practicado brujería. Las jóvenes fueron liberadas de culpa, pero comenzaron una verdadera cacería de brujas, acusando a todos los que no eran de su agrado o del agrado de su padre, de practicar la brujería.

El miedo de los habitantes del pueblo, las creencias religiosas y la mentira de las niñas, hicieron que se encarcelaran y condenaran a muerte a más de 200 personas inocentes. La locura fue tal, que incluso se acusaron a algunos perros de estar poseídos por el diablo.

Fijaos como la mentira de las jóvenes, unido a un ambiente de miedo entre los habitantes del pueblo, supuso que muchas personas inocentes fuesen encarceladas injustamente.

¿Entendéis ahora por qué las brujas de Veo brujas por la ventana  tenían tanto miedo a ser descubiertas?

Finalmente, el tribunal religioso tuvo que reconocer su error y la falsedad de los testimonios de las jóvenes. Pero el daño ya estaba hecho y muchas personas inocentes perdieron la vida por falsas convicciones, falsas acusaciones y el temor infundado por las creencias religiosas.

Autora. Beatriz de las Heras García

Sigue disfrutando

Be the first to comment

Si te ha gustado esta publicación o tienes alguna consulta no dudes en dejarnos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.