Escritura creativa para niños. Un mensaje para mi yo adulto

COMPARTIR
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

ESCRITURA CREATIVA PARA NIÑOS. Un mensaje para mi yo adulto.

ESCRITURA CREATIVA PARA NIÑOS. Un mensaje para mi yo adulto.

En nuestra sección de escritura creativa para niños, nosotros comenzamos el cuento y los niños tienen que escribir el final que más les guste. Al acabar el cuento encontrarán una serie de preguntas para desarrollar la comprensión lectora. 

Si te gusta escribir cuentos de aventuras también te gustará encontrar un final para otro de nuestros cuentos: Soñé que era un águila.


UN MENSAJE PARA MI YO ADULTO.

Cuando era pequeño, mi hermano, mi madre y yo, hacíamos largas excursiones. Mi madre fue una de las primeras mujeres fotógrafas del National Geographic y nos transmitió su espíritu aventurero.

El año pasado, mi hermano y yo decidimos repetir una de las travesías que habíamos hecho con nuestra madre hacía muchos años. En aquella ocasión, mi madre nos llevo a un lugar idílico. En lo alto de una montaña, nos mostró uno de los paisajes más increíbles de los que jamás habíamos visto. Podría haber hecho un millón de fotografías para alguna de sus publicaciones, pero se limitó a abrazarnos y a observar.

Creo que aquel recuerdo fue el que nos llevó a repetir aquella salida. Eso, o la insistencia de mi madre para que hiciéramos esa ruta nosotros solos.

Y allí fuimos los dos hermanos. Cuando llegamos a la cima del monte nos miramos y, tal y como hicimos cuando éramos niños, guardamos silencio para disfrutar de lo que nos rodeaba.

En el camino de vuelta, vimos un gran árbol que nos resultaba familiar. Mi hermano mayor recordó que allí habíamos enterrado unas notas que mi madre nos había hecho escribir.

Entonces recordé… Ella había sacado un par de hojas de papel, dos bolígrafos y una pequeña caja de plástico que llevaba guardados en su vieja mochila y nos pidió que escribiéramos un mensaje para nuestro “yo” adulto. Debía ser algo que querríamos recordarle desde nuestro “yo” pequeño.

No tengo ni la más remota idea de lo que mi hermano escribió, pero yo lo tenía clarísimo. En mi cabeza siempre había rondado la idea de ser arqueólogo y viajar como mi madre había hecho, gracias a su profesión. Así que decidí escribir un mensaje a mi “yo” de 18 años.


“Soy tu “yo” de 8 años, no sé si me recordarás, pero un día existí y soñaba con ser un gran explorador… ¿Cómo van esos sueños con 18 años?”

Justo este año había cumplido 18 años, así que era el momento perfecto para desenterrar aquel recuerdo. Ahora entendía porque nuestra madre nos había insistido tanto en que volviéramos a aquel lugar.

Comenzamos a cavar donde recordábamos haberlos guardado. Después de un buen rato, encontramos la caja de plástico. Allí estaban…

Recuperamos con mucho cuidado nuestros mensajes del pasado, esperando rememorar nuestros viejos sueños. Pero cuando los abrimos no encontramos nuestros mensajes, sino un viejo mapa y una nota que decía “encuentra tus sueños”…. ¿TERMINAS TÚ EL CUENTO?

 PREGUNTAS SOBRE EL CUENTO:

  1. ¿A qué se dedicaba la madre de los niños? ¿Cuál era su profesión y dónde había trabajado?
  2. ¿Sabes lo que es una cápsula del tiempo? Explica en qué consiste con tus propias palabras.
  3. Te animas a enterrar en algún lugar secreto un mensaje para tu “yo” futuro. Piensa en algo que quieras decirte a ti mismo cuando seas mayor y entiérralo en algún lugar que tú decidas. Seguro que te fascinará recuperarlo en unos años. No olvides guardarlo en una caja de material resistente al tiempo y el agua.

Para buscar en internet (pide ayuda a un adulto)

  1. Al igual que la madre de nuestro cuento, Annie Griffiths fue una de las primeras mujeres fotógrafas de la revista National Geographic. ¿Te animas a leer algo sobre esta magnífica mujer en internet? Pide ayuda a un adulto.
  2. Puedes buscar alguna de las imágenes que publicó en National Geographic.
  3. Describe con tus propias palabras cómo crees que es la profesión y la personalidad de Annie Griffiths (aventurera, divertida, arriesgada, enigmática, apasionante, etc.)

Autora: Beatriz de las Heras García

SEGURO QUE TE GUSTARÁ