5 Ideas para ayudar a nuestros hijos a amar la lectura

ESTRATEGIAS PARA FOMENTAR LA LECTURA

5 ESTRATEGIAS PARA FOMENTAR LA LECTURA EN LOS NIÑOS.

Cómo motivar a los niños a leer. Todos los niños disfrutan de los cuentos. No he conocido a un solo niño al que no le brillen los ojos cuando la profe, mamá o papá agarran un libro y empiezan a contarles una historia.

Cuando los peques comienzan a leer, su lentitud y sus errores pueden resultar algo agotadores para los adultos.

Mi consejo es: NO PERMITAS QUE TU PACIENCIA Y TU RESPETO HACIA ELLOS SE AGOTEN.

No existen recetas milagrosas para que nuestros hijos amen la lectura. De hecho, en ocasiones nos desvivimos para acercarlos a esta pasión y no lo conseguimos.

Puede que tus hijos adorasen que les leyeras cuando eran pequeños y, al comenzar su adolescencia, dejen de lado la lectura y se centren en otras aficiones que les aportan otros beneficios personales.

Yo creo que, si lo hemos hecho bien, la semilla que habremos sembrado en nuestros hijos, mientras nos han dejado, en algún momento crecerá. Puede que no de manera inmediata, pero si en un futuro.

Déjalos que sigan su camino, por supuesto sin cesar de educarlos. Pero intenta que no vean que su falta de pasión por la lectura a ti te supone un problema.

No dejes de conectar con ellos en otros aspectos, conversando sobre una serie televisiva que les haya enganchado o sobre sus problemas cotidianos.

No te alejes de ellos por no querer compartir las aficiones que, con tanto cariño, intentaste que siguieran.

La lectura debe ser una afición personal y no debe contemplarse como un objetivo pedagógico.

La lectura comprensiva nos puede aportar muchos beneficios, pero no debemos olvidar que leer un libro no puede convertirse en una obligación (como la de estudiar un tema de sociales), sino que debe ser sentido como un placer.

5 ESTRATEGIAS PARA FOMENTAR LA LECTURA EN LOS NIÑOS.

Aquí os dejo mis 5 consejos para que vuestros hijos disfruten de la lectura.

  1. No corregirlos cuando están leyendo. Seguro que cuando tu pequeño empiece a leer sus primeros textos se confundirá muchas, muchísimas veces en su pronunciación. Si cada vez que se equivoca, le corriges, el peque sentirá que está siendo evaluado y eso terminará por no gustarle. Debes evitar corregirlos. Es mejor que seas algo más sutil, por ejemplo: cuando tú leas ese mismo texto, pon más énfasis en pronunciar correctamente las palabras que tú hijo ha dicho de manera errónea. Escuchar la palabra correctamente, les hará rectificar sin necesidad de decirles que lo han hecho mal.
  2. Es maravilloso leer. De hecho, es maravillosos sacar un ratito cada día para continuar con ese libro que nos tiene enganchados. Pero no es nada aconsejable obligar a los niños a leer. La lectura debe suponer un momento de disfrute, no una obligación. No son deberes, aunque en algunos colegios lo hayan establecido así.
  3. Deja que ellos elijan sus lecturas. Da igual que siempre se queden con los que tengan más ilustraciones y menos texto. Si queremos que disfruten de la lectura, sus elecciones deben ser respetadas. Aunque pienses que buscan, la salida fácil, no lo digas, es una elección suya y no debes menospreciarla.
  4. Hay muchas maneras de comprobar que los niños han entendido lo que leen. Para no volver a caer en la sensación de estar evaluando, podemos lanzar preguntas o incluso compartir nuestras sensaciones sobre lo que nos ha parecido el libro o alguna escena en particular. Os propongo que leáis los libros de vuestros hijos, para compartir con ellos vuestras sensaciones, o lo que a ambos os ha hecho sentir un personaje u otro.
  5. Los libros deben estar presentes en el hogar: en el salón, en la cocina, en las habitaciones. Cualquier lugar es bueno. Deben estar a su alcance para que, en cualquier momento, puedan cogerlos, ojear sus páginas o sumergirse en su lectura.
  6. Predica con el ejemplo, porque te observan. Si quieres que lean, debes leer; si quieres que hagan deporte, practica algún deporte tú también. Ten presente que tus peques nunca te quitan ojo…

Disfruta de tus hijos, de sus aficiones y léeles con mucho amor, porque con emociones positivas se aprende mucho mejor.

Autora. Beatriz de las Heras García

Sigue disfrutando

Be the first to comment

Si te ha gustado esta publicación o tienes alguna consulta no dudes en dejarnos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.