X. La bailarina extraterrestre

Cuentos de bailarinas infantiles

CUENTO DE LA LETRA X. LA BAILARINA EXTRATERRESTRE.

Cuentos de bailarinas infantiles. El cuento de la letra X es un cuento de bailarinas para niños y niñas a los que les guste soñar.

¿Has visto alguna vez a una bailarina profesional que gira y gira y nunca se marea?

La pequeña María y su divertido papá están convencidos de que las bailarinas expertas, en realidad, vienen de otro planeta.

¿Te imaginas que en mitad de un baile, las bailarinas se convirtieran en extraterrestres? Si quieres saber las conclusiones de María y su padre, no te pierdas este extraño cuento de bailarinas, naves espaciales y Hadas mágicas.

Si te gustan los cuentos del espacio y de aventuras, te recomendamos el cuento de la S. La estrella de Sofía.


CUENTOS DE BAILARINAS INFANTILES. MARÍA, LA BAILARINA EXTRATERRESTRE.

Cada noche, antes de acostarse, María muestra a sus padres sus nuevos pasos de baile. Siempre acaba la función con cuatros giros, que le hacen marearse mucho y, así, se mete en la cama con la cabeza dándole vueltas, mientras papá la arropa para que se duerma.

Pero esta noche a la pequeña no le apetece girar y se mete en su cama algo triste.

– ¡Papá llamando a María! – Dice su padre mientras intenta hacer cosquillas a la pequeña.

– Papá, estoy aquí. ¿Es que no me ves? – Dice María con pocas ganas de reírse.

– No, no creo que seas tú. A ver, abre la boca–

– ¡Papá! –

– ¿No serás una extraterrestre que se ha comido a mi niña? –

– Pero, ¡qué dices! – sonríe extrañada por lo que su padre le está preguntando.

– Bueno, a mi hija le encanta bailar y esta pequeñaja que está en la cama hoy no ha representado ninguna función. –

– Es que no me apetece –

– Pero… ¿cómo vas a ser una bailarina experta si no practicas cada noche? –

– Nunca conseguiré ser una experta…- contesta María con gran desánimo.

La pequeña cuenta a su padre que hoy, su profesora les ha puesto un video donde una bailarina muy famosa, giraba y giraba sobre una “X”.

– …y nunca se caía, ni se mareaba y la punta de su pie no se movía del centro de la “X” – explica María.

– Pues… – se queda pensando su papá – ya lo tengo, tal vez la extraterrestre sea esa bailarina, o tu maestra, o las dos y quieren que pises la “X” para llevarte a su planeta de bailarinas y marcianos –

– ¡Pero papá…! – dice María entre carcajadas.

La pequeña se imagina a su profesora con antenas de extraterrestre y a la bailarina con brazos verdes como los de un marciano, las dos abrazadas y haciendo equilibrios para no caerse, sobre la “X” que, en realidad, es una nave espacial.

A la mañana siguiente, María se levanta con ganas de bailar.

– Papá mira, ¡soy una bailarina extraterrestre! –

Pero, antes de que pueda salir de la habitación, se encuentra con algo nuevo en el suelo.

Es una enorme “X” que alguien ha pegado con una preciosa cinta plateada.

– Papá, corre, ven a ver esto –

Papá sube las escaleras tan deprisa que casi no puede respirar.

– Mira papá –

– ¿Estás bien? – dice su padre casi sin aliento.

– Si, corre ven a ver lo que hay en el suelo de mi habitación.

– Espera, hija, déjame que coja oxígeno. Ya no estoy para estas carreras. – Contesta su papá sacando la cabeza por la ventana para recuperar el aliento.

– Mientras tanto, María decide poner un pie sobre la “X”, después pone el otro y, sin darse cuenta, empieza a girar y girar, hasta que…

– ¡Cuidado María! – grita su padre. – Puede que sea la nave extraterrestre –

María se asusta y, de un salto, se aleja de la “X”

– Déjame que investigue – dice su padre, mientras se aproxima a la “X”.

Y después de un rato en el que el papá de María ha observado la extraña aparición del suelo, concluye:

– No, no es una nave extraterrestre. Tan sólo es un poco de cinta adhesiva para que puedas bailar sobre ella. –

– Y ¿quién crees que la ha podido poner aquí, en mi habitación? – Pregunta la pequeña que aún no tiene claro que no sea una nave espacial.Cuentos de bailarinas infantiles

– Bueno, yo creo que es cosa de magia, tal vez un hada te ha visto bailar y se ha dado cuenta de que eres una bailarina extraordinaria –

– Y ¿Qué tiene que ver eso con la “X”? –

– Pues que ella, el hada mágica, habrá puesto ahí la “X” para que puedas practicar y dejes de estar triste –

– ¿Tú crees?

– Si…, estoy seguro, ya sabes las cosas que pueden hacer las hadas…¡Fíjate todo lo que hizo por Cenicienta y por Pinocho! – Contesta papá con gran seguridad.

– Entonces, María, vuelve a poner sus pies sobre la “X” y comienza a girar y a girar, mientras sonríe por volver a bailar. Y, antes de que su padre salga de la habitación, observa el rollo de cinta adhesiva en su bolsillo.

– Vaya, vaya – Piensa María – ¡A ver si esa hada se ha convertido en mi papá! – y sonríe sobre su nave espacial, mientras sueña que es una extraterrestre, como la bailarina profesional.

FIN.

Autora. Beatriz de las Heras García


PREGUNTAS SOBRE UN CUENTO DE BAILARINAS.

  1. ¿Qué hace María cada noche antes de ir a dormir?
  2. ¿Qué es lo que ha visto que le ha hecho estar triste?
  3. ¿Quién es la extraterrerestre?
  4. ¿Qué letra es la nave espacial?
  5. Cuando María se despierta ¿Qué se encuentra en el suelo de su habitación?
  6. Según el padre de María ¿Quién ha entrado en la habitación de la niña y ha puesto algo en el suelo para que deje de estar triste?
  7. ¿Qué dos cuentos clásicos se mencionan en esta historia? ¿Los has leído?
  8. ¿Qué ve María en el bolsillo de su padre?
  9. ¿Quién crees que es el hada que ha puesto la cinta adhesiva en el suelo de María?

Sigue disfrutando