¿Emulamos? ¿En quién se fijan nuestros hijos?

smoking-737057_640

¡Qué difícil es ser joven! ¿Recordáis cómo os sentíais en esa etapa de vuestra vida? Seguro que todos tenéis en mente a algún compañero o compañera que os ha dejado huella, bien por su popularidad, bien por su soledad.

Hoy en día los padres somos mucho más conscientes de la importancia que tiene para la autoestima de nuestros hijos la socialización o, mejor dicho, el ser y sentirse “socialmente aceptados”.

Cada vez antes, nuestros hijos pretenden ser mayores y comienzan a fijarse en el comportamiento de determinados adolescentes para parecerse a ellos, intentando alcanzar así la misma popularidad de aquellos que imitan.

Los programas televisivos tampoco ayudan mucho en este sentido. Nuestros pequeños quieren hacerse mayores demasiado pronto.

Hasta una cierta edad, los niños emulan los comportamientos de los padres. Pero a partir de la adolescencia, comienza una carrera de fondo para encontrar su propia identidad.

Son pocos los adolescentes que permanecen fieles a sus ideas. Lo normal es que sigan los comportamientos de aquellos que gozan de más popularidad.

Este camino para aprender a gestionar las emociones comienza a edad temprana. Por ello es importante que enseñemos a nuestros hijos a tener sus propias ideas y a no avergonzarse de ellas, aún a pesar de lo que los demás puedan pensar.

Cuando nuestros hijos comienzan a emular a otros, puede suceder que el patrón elegido sea un joven deportista,  responsable e íntegro, o todo lo contrario, un joven agresivo, que se burla de los buenos estudiantes y que mantiene el liderazgo del grupo en clase.

¿Cuántas mentes brillantes han dejado su vocación por no parecer el “rarito” o “rarita” de clase?

¿Cuántos grandes deportistas han destrozado su carrera por querer parecer los más duros, dañando su físico con hábitos no saludables?

¿Cómo un alumno brillante pasa de sacar sobresalientes y matrículas, a suspender 6 por no destacar o por dejadez?

Yo suelo hacer un ejercicio muy sencillo con mi hijo, para intentar evitar que caiga en la emulación de patrones dañinos.

  1. Escucha activa. Lo primero es escuchar lo que nuestros hijos dicen y observar los entornos en los que se mueven. De hecho, desde una temprana edad, ya podéis comprobar cómo su actitud varía mucho, dependiendo de con quien esté jugando. Hay niños con los que se comportarán de manera natural (como es él en realidad) y otros con los que cambiaran totalmente su personalidad (amoldándose al carácter de su amigo)
  2. Cuando veo que idolatra algún comportamiento que puede ser perjudicial para su vida, busco algún patrón para comparar. Por ejemplo: Si mi hijo llega a casa diciendo palabrotas o hablando como un pasota, porque el mayor del grupo de la urbanización así lo hace, busco un ídolo que le sirva de referencia para comparar comportamientos. ¿Crees que Fernando Torres o Cristiano Ronaldo fuman? ¿Sabes cuánto esfuerzo es necesario para llegar donde han llegado?, ¿Has visto que tu profesor diga esas palabrotas?.

Puestos a emular, vamos a darles ejemplos de bondad, de constancia, de nobleza, etc. Si tu hijo/a adora a su profesor o profesora, utilízalo como ejemplo. Busca ejemplos positivos para que se fijen en  sus comportamientos.

A veces, nuestros hijos se encuentran inmersos en un círculo del que no pueden salir y siguen la estela de dicho entorno. Búscale alternativas a esas influencias negativaos. Llévale a extraescolares fuera del colegio, busca actividades fuera de su entorno. Es importante que encuentren otros modelos para emular. El deporte, grupos de voluntariado, actividades al aire libre. Si sólo tienen un entorno en el que fijarse, difícilmente podrán salir de él. Dales alternativas, para desvincularse y poder desarrollar una personalidad propia e incrementar su autoestima, dejando de lado lo que otros puedan pensar.

Ayuda a tus hijos a crear vínculos de amistad saludables y a hacer respetar sus inquietudes, aspiraciones e ideas sin avergonzarse de ellas.

Autora: Beatriz de las Heras García.

Subscríbete a CuentosyRecetas

Recibe un email con nuestras nuevas publicaciones

www.cuentosyrecetas.com utilizará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con el máximo respeto. Puedes cancelar la subscripción en cualquier momento haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a christian@cuentosyrecetas.com. Utilizamos Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Sigue disfrutando

Be the first to comment

Si te ha gustado esta publicación o tienes alguna consulta no dudes en dejarnos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.