¿Por qué mienten los niños?

¿POR QUÉ MIENTEN LOS NIÑOS?

por que mienten los niños

 

¿Por qué mienten nuestros hijos? ¿Has notado que tu hijo ha comenzado a inventarse historias o a exagerar golpes?

Hasta los 3 años, los niños no poseen esta habilidad de modificar la realidad. Si tienen la posibilidad de contar historias procedentes de su gran imaginación, pero esto no implica mentira alguna.

A medida que nuestros hijos crecen, son capaces de detectar e interpretar lo que otros esperan de ellos.  Incluso son capaces de entender los sentimientos de los demás.

Todos estos nuevos sentimientos les hacen variar su conducta y mentir, bien porque se sienten amenazados, o bien porque están imitando la actitud de los adultos que los rodean.

De este modo, la mentira en los niños es una reacción a varios aspectos con los que conviven:

– Si nuestros hijos nos ven mentir, aunque sea una mentira piadosa, les estaremos transmitiendo un mensaje muy claro: La mentira está bien, si es para conseguir algo positivo. En este sentido hemos de tener cuidado, pues pueden utilizar esta artimaña o “mentira piadosa” para disfrazar su propia frustración. Por ejemplo: Imagina que un niño se siente inferior a sus amigos por ser peor deportista, ir menos al cine o sencillamente por tener menos juguetes que otros. Probablemente se invente alguna historia para que todos le admiren: “he ganado una competición de fútbol o este fin de semana mis padres me van a comprar un coche teledirigido”.

Con ello pensara que no hace daño a nadie, y que ha conseguido su objetivo de captar la atención de sus compañeros y ser un poco más famoso por un día.

Lo que no puede entender es que la mentira tiene las patas muy cortas y que llegará un momento en que todos descubran la verdad. En ese momento la mentira se volverá contra él y seguramente pierda la credibilidad de sus amigos, que difícilmente volverán a tener en cuenta alguna de sus historias.”

– Otras situaciones con las que nos encontramos habitualmente es cuando nuestros hijos se dan un golpe y se quejan en exceso. Nosotros, adultos, pensamos “pero si apenas se ha rozado…” Este tipo de mentiras suele ser una artimaña para buscar nuestra atención, bien porque se sientan desatendidos, por celos de otros hermanos, o por algo que les esté ocurriendo en su entorno escolar o en su grupo de amigos.

En este caso, es importante indagar en la situación.

Primero le haremos caso, aunque sepamos que no se han hecho nada. A continuación podemos pasar un rato con ellos para que vean que estamos ahí y tienen nuestra atención y de paso aprovechar para hacer alguna pregunta abierta y averiguar si hay algo que le tenga preocupado o le haga sentir mal.

Pero muchas veces nuestros hijos mienten sencillamente por intentar satisfacer nuestras expectativas o por evitar un castigo duro. Debemos ser cautos con aquello que exigimos a nuestros hijos y con los castigos que imponemos en caso de que no cumplan con aquello que hemos impuesto.Cuando les apretamos tanto las tuercas, podemos llegar a saturarles y conseguir el sentido inverso de nuestras demandas. Llegará un momento que mientan para no tener que enfrentarse a nuestras cansinas charla y buscar así, nuestros halagos y nuestro respeto hacia sus logros, aunque estos estén fundados en la mentira.

Pensemos que todos necesitamos un respiro y no podemos estar siempre consiguiendo satisfacer las expectativas de nuestros jefes, hijos o parejas. Si siempre nos están castigando por aquello que hacemos mal, llegará un momento que no hagamos nada o incluso mintamos para buscar la aprobación de los demás.

“No puedes sacar malas notas o tienes que ser más fuerte y no ponerte a llorar en tu equipo de fútbol, tienes que correr más, etc.”

Nuestros hijos no son muy distintos de nosotros, ¿verdad?

¿Qué podemos hacer para evitar la mentira en los niños?

Lo primero y más importante es aumentar la confianza que tengan en ellos mismos. No deben sentir que la mentira les puede hacer más importantes ante sus compañeros.

Habla con ellos y hazles ver que no todos tienen que ser grandes atletas o poseer innumerables juguetes. Muéstrales las cosas importantes de la vida y disfruta de tu tiempo con ellos, para que puedan comprobar que no todo en la vida son victorias y cosas materiales. Así les harás sentirse mucho más fuertes ante los comentarios materialistas de sus amigos. Dales herramientas para manejar estas situaciones.

Evita que el niño te vea mentir o camuflar la verdad. Esta actitud no les hace ningún bien. Es mejor ir siempre con la verdad por delante.

Puedes utilizar un cuento, el clásico “Pedro y el lobo”, para explicarles que la mentira no es buena y que sólo nos puede traer consecuencias malas.

Cuando veas que te están mintiendo por miedo a las represarías, rebaja la tensión en tus gestos y palabras, y dales la oportunidad de que se expliquen y corrijan su actitud. Es una buena forma de hacerles entender que diciendo la verdad evitarán un castigo aún mayor. Aunque mantengas un pequeño castigo, puedes rebajarlo para que vean las ventajas de ser sinceros.

Por último, aunque no menos importante, se sincero con ellos. No cojas compromisos que no puedas cumplir. No les des una respuesta falsa porque no sepas la correcta.

Es preferible decirles que no lo sabes y podéis buscar la información juntos. Es una buena forma de hacerles ver que no hay que saberlo todo. No hay que mentir para parecer más listos y además os hará disfrutar de un momento de sinceridad mutua, mientras buscáis la solución a la pregunta en cuestión.

Evitar las mentiras ayudará a tus hijos a ganar autoestima y a sentirse mejor en cualquier entorno. Déjales que se expresen con sinceridad en el hogar y harán lo mismo cuando salgan de él.

Autora: Beatriz de las Heras García

Suscríbete a CuentosyRecetas

Recibe un email con nuestras nuevas publicaciones

www.cuentosyrecetas.com utilizará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con el máximo respeto. Puedes cancelar la subscripción en cualquier momento haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a christian@cuentosyrecetas.com. Utilizamos Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.