Arrebatos de cocinillas

COLECCIÓN CUENTOS INFANTILES DE LOS LERELE

Cuento para Papa. Papá es Super Chef
Una historia de Lucas Lerele

Debía ser una broma de mal gusto. ¿En serio? ¿Justo hoy? ¿Es que no había otro día, entre los 365 del año, para que mi padre se pusiese a experimentar con nuevas recetas y le diese un arrebato de cocinillas?

Yo ya estoy acostumbrado a los arrebatos de cocinillas que le dan de vez en cuando a mi padre, pero justo hoy venía a jugar mi amigo Miguel y resulta que papá había encontrado una receta de pollo con cereales que pensaba servir a mi amigo. ¿Cómo podía hacerme esto?

CUENTO PARA PAPA.

Miguel pensará que estamos locos, ¿cereales y pollo? Seguro que nunca más quiere venir a mi casa…-

Estaba claro que mi padre quería arruinarme la vida y había decidido que aquel día comenzaría mi camino hacia la decadencia social.

Miguel y yo nos subimos a mi habitación.

Todo parecía ir bien, lo estábamos pasando en grande con la Play y nuestros videos de youtubers. Cuando nos cansamos, decidimos salir un rato a la cancha de baloncesto, donde estaban mis amigos del barrio y pudimos echar un canastas con ellos.

Pero yo no podía quitarme de la cabeza el momento de la comida. La imagen de mi padre con el delantal de volantes y los filetes de pollo rebozados con cereales me provocaban dolor de cabeza.

Y llegó el fatídico momento…

– ¡Chicos! Entrad en casa a comer. Mamá y Marta se han retrasado con sus compras y vamos a ir comiendo nosotros.Me dolía la cabeza, la tripa y hasta tenía sudores fríos.

CUENTO PARA PAPA.

Cuando entramos en la cocina, Miguel miró a mi padre de arriba abajo. Estaba claro que el delantal le había impactado bastante…y aún no había llegado lo peor.

Nos sentamos a la mesa y mi padre empezó a soltar una charla sobre el pollo rebozado con cereales y el modo de cocinarlo para que la pechuga no quedase seca.

Obviamente, a mi amigo le era totalmente indiferente el tema, pero no dijo nada.

Comencé a hacer señales a papá para que cortase el rollo, pero fue totalmente imposible, pues una vez que se arranca con sus discursos culinarios es prácticamente imposible pararle.

Gracias a Dios, mi hermano pequeño, Pablo, interrumpió el speech con un grito ensordecedor.

CUENTO PARA PAPA.

 

Bueno, pensé que Pablo se callaría pronto y que mi padre acudiría en su ayuda, lo cual haría que mi padre dejase de hablar sobre el maldito pollo, pero no fue exactamente así como sucedió.

Mi amigo debía de estar flipando, mi padre seguía en modo cocinillas y Pablo gritando como la “niña del exorcista”, sin que nadie le hiciese ni caso. ¡El destino me estaba jugando una mala pasada!

Comencé a pensar en las consecuencias de todo lo que estaba sucediendo. Estaba seguro de que Miguel no querría volver a esta casa de locos. Me iba a quedar sin un buen amigo y, lo peor de todo, es que seguro que le contaba a toda mi clase que mi familia estaba como una cabra. Mi reputación pendía de un hilo y entonces llegaron mamá y Marta…y terminaron de destrozar lo que me quedaba de dignidad.

Las chicas entraron en casa discutiendo.

Por lo visto, Marta quería una falda demasiado corta que mi madre no le había comprado, porque pensaba que era demasiado pequeña para vestirse como una chica mayor.

Aquello parecía un circo, pero del terror. Miguel y yo empezamos a comernos el pollo rebozado con cereales. Con tanto jaleo, mi gusto por la comida se había deteriorado completamente, así que fui incapaz de saborear las pechugas.

Pero Miguel sí que pudo saborearlas y, entre todo aquel desastre, sucedió algo que hizo que mi vida retomase un camino hacia la normalidad. Parecía que comenzaba a ver la luz al final del túnel.

– ¿Cómo se llama tu padre? – me pregunto Miguel.

– Emilio – contesté.

–  Emilio, tiene que darle esta receta a mi madre. ¡Estas pechugas están de muerte! – dijo mi amigo totalmente entusiasmado.

Mi padre sonrió y le apuntó la página web donde podía localizar la receta.

De repente, los gritos de mi hermano ya no me parecían tan escandalosos y la discusión entre mi madre y mi hermana apenas se podía escuchar.

Creo que los nervios me habían jugado una mala pasada y había dado demasiada importancia a cosas que en realidad no la tenían.

Cuando salimos de la cocina, nos fuimos a la habitación para ponernos una peli.

– Tío, como mola tu padre y además cocina fenomenal. – dijo mi amigo.

Respiré…

– Ya, es bastante guay. ¿qué peli vemos? – contesté intentando parecer tranquilo.

El resto de la tarde lo pasamos fenomenal, incluso jugamos una partida de Pictionary con mi familia. Miguel lo estaba pasando tan bien que decidimos pedir a nuestros padres que se quedara a dormir.

CUENTO PARA PAPA.

 

Mamá nos preparó unas pizzas para cenar, porque es mi comida favorita, pero a mí se me antojó probar uno de esos filetes de pollo rebozados con cereales, que no había podido saborear por los nervios de la comida. Sabía que habían sobrado y le pedí a papá uno de los que había guardado en la nevera.

Estoy seguro de que recién hechos estarían mucho más crujientes y tiernos, pero a mí, en ese instante, con mi amigo Miguel y todo el orgullo que se puede sentir por un padre cocinillas, aquel filete de pollo me supo mejor que cualquier manjar.

 

FIN

Autora: Beatriz de las Heras García.

Ilustradora: Alba Pérez España


LUCAS LERELE. Papá Super Chef

Si te ha gustado mi cuento puedes seguir todas mis aventuras en:

Si te gustan mis cuentos, quieres enviarme una receta o contarme una anécdota tuya puedes mandarme un email a:

Lucas.lerele@cuentosyrecetas.com 


PREGUNTAS SOBRE EL CUENTO PARA PAPA. 

  1. ¿Por qué crees que le molestó a Lucas que su padre experimentase con nuevas recetas justo el día en que venía su amigo?
  2. ¿Crees que Lucas tenía razón para sentirse así?
  3. Si estuvieras en su situación, ¿estarías enfadado?
  4. ¿Qué hace que Lucas se calme y se dé cuenta de que estaba exagerando?
  5. ¿Has probado alguna vez a cocinar pollo rebozado con cereales? ¿Te animas a cocinar con nosotros? Aquí te dejamos la receta de Emilio, el padre de la familia Lerele: Receta de pollo rebozado con cereales. 

 

Subscríbete a CuentosyRecetas

Recibe un email con nuestras nuevas publicaciones

www.cuentosyrecetas.com utilizará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con el máximo respeto. Puedes cancelar la subscripción en cualquier momento haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a christian@cuentosyrecetas.com. Utilizamos Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Sigue disfrutando

Be the first to comment

Si te ha gustado esta publicación o tienes alguna consulta no dudes en dejarnos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.