T. ¿Terrorífico tobogán?

CUENTOS CORTOS DE ANIMALES

CUENTOS CORTOS DE ANIMALES 

Si te gustan los cuentos cortos de animales, te encantará “¿Terrorífico Tobogán?”. En esta preciosa historia, el  pato aprenderá que todos los animales tienen sus propios miedos, que todos son distintos y que siempre deben ser respetados.

El pequeño pato no entiende por qué otros animales tienen miedo a un tobogán, a una suela de zapato o a la oscuridad de la noche. ¿Quieres saber qué le da miedo al pato?

Disfruta de más cuentos cortos de animales visitando nuestra sección cuentos de animales, donde podrás disfrutar de un gran número de historias donde todo tipo de animales serán los protagonistas.


CUENTOS CORTOS DE ANIMALES. ¿Terrorífico tobogán?

Una tarde de otoño cualquiera, entre las últimas hojas marrones que colgaban de los árboles salió el sol, el tiempo suficiente, como para jugar en el viejo parque.

El viejo tobogán había sido sustituido por uno nuevo, más rápido, más alto y con muchos colores.

En esto que llego el gato y se quedó mirando el nuevo tobogán. Petrificado, aterrado, muy asustado, estaba el felino al ver que era tan alto como un volcán.

Con esa cara de susto se lo encontró el pato.

– ¿Por qué miras así el tobogán? – Preguntó el Pato.

– Es un tobogán terrorífico – dijo el gato.

– ¿Terrorífico? ¿Cómo puede ser un tobogán terrorífico?

– Es terrorífico porque es demasiado alto.

El gato se alejó del tobogán y en el columpio, tan contento, se puso a jugar.

En esto que llegó el ratón y se encontró al pato mirando el tobogán.

– ¿Por qué miras así el tobogán? – Preguntó el ratón.

– Pues porque el gato dice que es un tobogán terrorífico – contestó el Pato.

– ¿Terrorífico? Lo único terrorífico son las trampas para ratones – dijo el ratón con pánico en la mirada, al recordar lo peligroso que sería si se te quedara la cola atrapada.

Y el ratón se sentó en la tierra con su cubo y con su pala.

– En esto que llegó el perro y se encontró al pato mirando el tobogán.

– ¿Por qué miras así el tobogán? – Preguntó el Perro.

– Pues porque el gato dice que es un tobogán terrorífico. – contestó el Pato.

– ¿Terrorífico? Lo único terrorífico es la oscuridad del cielo por la noche. – dijo el perro con cara de miedo.

CUENTOS CORTOS DE ANIMALES

Y el perro se fue al balancín, sube y baja, sube y baja, tan tranquilo mientras el sol lo iluminaba.

El pato se quedó pensando…

– Pues a mi no me parece un tobogán terrorífico.

Y sin más, se subió a lo más alto y se deslizó hasta llegar abajo.

De pronto, unos niños entraron en el parque dando gritos y saltos. El ratón al ver sus enormes zapatos salió corriendo y se escondió detrás de un árbol.

El pato se quedó pensando…

– Pues a mi no me dan miedo las suelas de los zapatos.

Y se sentó en el parque disfrutando, mientras veía a los niños a su alrededor jugando.

Comenzó a anochecer y el perro, asustado, corrió al lado de su amo.

El pato se quedó pensando…

– Pues a mí no me da miedo la noche y la oscuridad.

Y sin más, se fue dando un paseo bajo las estrellas que iluminaban el precioso cielo.

Cuando el pato llegó a su casa, les contó a sus padres y hermanos los miedos que tenían el perro, el ratón y el gato.

Entonces escucharon al zorro que no andaba muy lejos merodeando, y la familia entera se refugió en el establo.

– Ese zorro es terrorífico, dijo papá pato muy asustado.

Y mamá pato cerró la puerta para mantener a sus patitos a salvo.

En esto, que el búho observaba desde lo alto de una rama.

– ¿Terrorífico? Pues a mi no me dan miedo los zorros.

Y se quedó allí, tan pancho, sobre su rama, toda la noche ululando.

FIN

Autora. Beatriz de las Heras García.


CUENTOS CORTOS DE ANIMALES. PREGUNTAS SOBRE EL CUENTO 

  1. ¿A qué tenía miedo el gato? ¿Por qué?
  2. ¿A qué tenía miedo el ratón? ¿Por qué crees que tenía miedo?
  3. ¿A qué tenía miedo el perro? ¿a ti también te da miedo?
  4. ¿El pato tenía miedo a las mismas cosas que temían sus amigos?
  5. ¿Crees que el pato era más valiente que el resto de animales?
  6. ¿A qué tenían miedo el pato y su familia? ¿Por qué crees que lo temían?
  7. Los animales, los niños y los adultos, a veces sienten miedo, pero no todo el mundo tiene miedo a las mismas cosas. ¿A qué tienes miedo tú? ¿crees que todo el mundo tiene miedo a lo mismo que tú?

Os propongo estas sencillas pautas para ayudar a los peques a superar, poco a poco, sus propios miedos: Cómo superar el miedo.