J. La rana Jacinta se va de viaje

COLECCIÓN CUENTOS CON LETRAS

EL CUENTO DE LA RANA JACINTA


 EL CUENTO DE LA RANA – La rana Jacinta se va de viaje.

La rana Jacinta vive muy tranquila en su querido estanque. Le gusta curiosear por el jardín que lo rodea, pero nunca se aleja de su casa por miedo a que la vean.

Un día como otro cualquiera, Jacinta, decide que ya está bien de tener tanto miedo y prepara su maleta para hacer un viaje y descubrir nuevos lugares.

Salta que te salta y brinca que te brinca, la rana Jacinta se pone en marcha. Pero pronto vuelve a sentir miedo por estar lejos de su hogar. Entonces decide no mirar atrás y seguir su camino con coraje y valentía.

De pronto se tropieza con un gran barco de juguete, pero la rana Jacinta piensa que se trata de un barco pirata de verdad.

Entonces escucha una voz -¡al abordaje!- y entre las hojas de los árboles aparece un pequeño niño.

– Menos mal – piensa Jacinta –sólo es un niño jugando – y la pequeña ranita continúa caminando.

Casi de noche, la rana llega a una preciosa casa. Allí vuelve a ver al niño que jugaba con los piratas, que lleva puesto un bonito pijama con un dibujo de jirafas.

Jacinta se esconde, pero no puede dejar de curiosear todas las cosas que hay en la preciosa casa.

EL CUENTO DE LA RANA JACINTAEstá tan despistada observando todo, que no se da cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor.

El pequeño con su pijama de jirafa se da cuenta de que la rana está escondida. Se acerca sigilosamente y la coge con cuidado.

A Jacinta casi se le sale el corazón del susto – ¡Socorro!, ¿quién me ha cogido, me meterán en una jaula? –

Pero se tranquiliza al ver al pequeño pirata sonreírla y tratarla con mucho cuidado y amor.

Juntos, Jacinta y el niño, se van a la cama. El pequeño le prepara una cajita de cartón con una preciosa manta.

Jacinta se mete en su cajita – ¡qué lugar tan bonito! – y se acurruca entre las mantas que le ha preparado su pequeño amigo.EL CUENTO DE LA RANA JACINTA

A la mañana siguiente el niño sale al jardín con su rana y le enseña un juguete que hace burbujas al soplar – esto debe ser magia – piensa la rana.

Pronto Jacinta y el pequeño niño se hacen amigos y no paran de saltar y jugar.

Llega el momento en que Jacinta tiene que regresar. Lleva muchos días de viaje y tiene ganas de volver a su hogar.

El pequeño niño decide acompañar a Jacinta hasta su estanque, le regala la cajita de cartón y promete venir a verla todos los días.

EL CUENTO DE LA RANA JACINTA

Al caer la noche, Jacinta, sonríe satisfecha de su viaje y de no haber tenido miedo, pues de lo contrario nunca habría conocido a su pequeño amigo.

La ranita se mete en su cajita, se tapa con una hoja y cierra los ojos…¡hasta mañana!

FIN

Autora: Beatriz de las Heras García

Ilustradora: Alba Pérez España


PREGUNTAS SOBRE EL CUENTO DE LA RANA JACINTA.

  1. ¿Por qué tiene miedo la rana Jacinta de hacer un viaje?
  2. ¿Con qué  se tropieza por el camino?
  3. ¿A quien vuelve a encontrarse la rana en la preciosa casa?
  4. ¿Cómo trata el niño a la pequeña rana cuando la encuentra?
  5. ¿Dónde acuesta a dormir el niño a la ranita?
  6. ¿Cómo se siente la rana cuando vuelve a su casa?

Be the first to comment

Deja un comentario