El patito feo

EL PATITO FEO CUENTO CORTO

Cuento del patito feo

CUENTO DEL PATITO FEO. ¿Quien escribió el cuento El patito feo? Hans Christian Andersen es el autor del cuento El patito feo.

Beatriz de las Heras os ha preparado una adaptación de este precioso cuento popular para niños.

Si os gustan los cuentos clásicos, os encantará  el cuento de El gato con botas.


CUENTO DEL PATITO FEO. Cuento Corto.

Un día de verano, cuando comenzaba a atardecer, mamá pata y papá pato fueron padres de seis preciosos patitos.

Todos rompieron el cascarón al mismo tiempo; bueno, todos menos uno. Había un huevo que era algo más grande y distinto a los demás. En la granja, todos esperaban impacientes su nacimiento.

Al fin, un poco antes de que acabara el día, el huevo comenzó a romperse y el último patito sacó su cabeza del cascarón.

Todos se acercaron a ver al nuevo pequeñín pero, al ver su aspecto, se marcharon sin decir nada. Tan solo la gallina dijo – ¡Pero que pato más grande y feo! Desde luego, no se parece en nada a sus hermanos. Puede que no sea un pato de verdad – y así es como el patito empezó su andadura por el mundo.El patito feo cuento corto

Pasaron los meses y el patito se hartó de que todo el mundo le dijera lo feo que era.

Todos, excepto sus padres, le llamaban Patito Feo.

Una mañana, el patito decidió marcharse de la granja. Ya no podía soportar más los insultos de sus compañeros y hermanos.

El patito comenzó a caminar hacia el bosque en busca de un lugar en el que lo tratasen con cariño y respeto.

Caminó muchos días hasta que llegó a un lago. Allí vio una pareja de patos salvajes que nadaban plácidamente. El patito se acerco y les dijo – Buenos días, ¿no les importaría que me quedase un tiempo por aquí? –

Uno de los patos salvajes se giró y, al ver al patito, comenzó a reírse –¡ Pero que pato tan grande y feo!

El pequeño pato no permitió que siguieran riéndose de él. Rápidamente se marcho en busca de un lugar mejor.

El otoño llegó y ya comenzaba a notarse el fresco, pero el patito siguió caminando hasta que un día una anciana lo encontró y se lo llevó a su granja. Allí vivían también un gato y una gallina a los que no parecía que les gustase su compañía – A ver, patito, ¿puedes poner huevos? – preguntaron los animales.

El patito dijo – Pues… creo que no

– Entonces sólo puede haber un motivo por el que la anciana te ha traído aquí  –

Contestó el gato con cierto todo de maldad.

– Creo que vas a formar parte del banquete de esta noche – continuó la gallina.

El patito se asustó tanto por lo que los malvados animales le contaron, que rápidamente se marchó de aquel lugar.

El invierno llegó y el patito ya no tenía muchas fuerzas para continuar. El frío y el hambre le impedían seguir su camino. Buscó cobijo entre los arbustos. Hasta que un amable granjero lo encontró y se lo llevó a su granja para que no muriese de frío.

El patito pensó – Tal vez este sea un buen lugar para vivir –

Pero nada de eso. En cuanto el granjero salió del establo, dos vacas enormes se acercaron y le volvieron a insultar – Pero ¿qué eres tú? – dijo una – Es el pato mas feo que he visto jamás – comentó la otra entre risitas.

El patito se apartó de los enormes animales y se escondió en una esquina del granero – me quedaré aquí hasta que acabe el invierno, después seguiré mi camino – se dijo.

Y así lo hizo. Con el primer brote de primavera, el patito salió de la oscura esquina del granero y continuó su camino.

No tardó mucho en ver un grupo de preciosas aves que volaban sobre él.

– Ojalá yo fuese tan hermoso – Pensó.

quien escribio el cuento el patito feo

Poco después, vio un magnifico lago y decidió darse un chapuzón. Allí nadaban las mismas aves que había visto volar. Eran tan elegantes que decidió no acercarse mucho para evitar los insultos.

Pero sucedió algo. Uno de ellos se giró y le dijo, ven amigo, únete a nosotros.

El patito no se podía creer que estuviesen hablando con él, pero al acercarse al agua pudo ver su reflejo por primera vez. Todo había cambiado en él. Ya no era un pato grande y feo. Había crecido y era un precioso cisne.

Lo cierto es que nunca había sido un patito feo, eran los demás los que no habían visto que, en realidad, él era un pequeño cisne.

Sin dudarlo ni un segundo, el Patito…perdón, el Cisne, se unió al grupo y, desde aquel día ya nunca se sintió feo, ni diferente. Al fin, el cisne encontró el cariño y el respeto que durante tanto tiempo había buscado.

FIN

Hans Christian Andersen es el autor del cuento El Patito Feo

Versión adaptada para Cuentos y Recetas por Beatriz de las Heras


PREGUNTAS SOBRE EL CUENTO DEL PATITO FEO.
  1. ¿Quién fue la única que dijo algo al ver al patito, por primera vez?
  2. ¿Qué le dijo?
  3. ¿Por qué decidió marcharse el patito?
  4. ¿Qué quería encontrar?
  5. Indica el orden correcto de los encuentros del patito feo en su camino.
    1. Una anciana que vivía con una gallina y un gato.
    2. Dos patos salvajes
    3. Un grupo de cisnes
    4. Un granjero.
    5. Dos vacas enormes.
  6. ¿Qué vio el patito feo reflejado en el agua?
  7. ¿Qué moraleja extraes de este cuento?

PARA BUSCAR EN INTERNET (Pide ayuda a un adulto)

  1. Hoy os dejo un corto precioso para reflexionar en grupo sobre el respeto a los demás, a sus diferencias y particularidades. https://vimeo.com/54241317
  1. En casa podéis leer Orejas de mariposa, de Luisa Aguilar (Editorial KalandraKa) Un cuento con el que se trabaja la autoestima y el autoconcepto de manera positiva.

Subscríbete a CuentosyRecetas

Recibe un email con nuestras nuevas publicaciones

www.cuentosyrecetas.com utilizará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con el máximo respeto. Puedes cancelar la subscripción en cualquier momento haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a christian@cuentosyrecetas.com. Utilizamos Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Sigue disfrutando

Be the first to comment

Si te ha gustado esta publicación o tienes alguna consulta no dudes en dejarnos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.